Vivir en un barrio más rico mejora nuestra salud

Publicado 1st octubre 2012 en Bienestar

También el barrio en que vivimos influye en nuestra salud. Según un estudio, mudarse a un mejor barrio, es decir, a un barrio menos pobre, mejora nuestro bienestar.

Cuando una familia se muda de barrio, y pasa a vivir a uno más rico, los adultos experimentan una mejora duradera de su salud mental y de su bienestar. Según el estudio, dirigido por el profesor Jens Ludwig, la mejora tiene lugar pese a que esa familia no mejore notablemente sus ingresos.

Ludwig, asegura que si se traslada a una familia de un barrio pobre a otro con un nivel de pobreza un 13% menor ”el aumento de la felicidad es casi igual a la ganancia que supondría que esa familia ingresara 13.000 dólares (casi 10.000 euros) más”.

En la década de 1990, el Gobierno de EE UU inicio un programa llamado Moving To Opportunity, destinado a casi 5.000 personas que vivían en barrios extremadamente pobres de Baltimore, Boston, Chicago, Los Ángeles y Nueva York. El propósito era que al trasladar a estas personas a barrios menos pobres su calidad de vida mejoraría.

Este estudio incluyó a 3.273 personas de aquellas 5.000 iniciales. Se las dividió en tres grupos: uno recibió vales de vivienda si se trasladaba a una zona en la que menos del 10% de la población viviera en la pobreza; un segundo grupo recibió vales de vivienda sin restricciones; y un último grupo (algo más de mil personas) no recibió ninguna ayuda.

La edad promedio de los adultos en 2007 era de 44 años. Alrededor de dos tercios de ellos eran negros y el otro tercio hispanos. Unos dos tercios nunca se había casado, y solo un tercio del total tenía un diploma de escuela secundaria. Sus ingresos eran de unos 13.000 dólares (unos 10.000 euros).

En el inicio del estudio, casi la mitad de las personas estudiadas dijeron estar muy satisfechos con su barrio. La principal razón para mudarse de barrio era alejarse de las pandillas, la violencia y las drogas.

Analizados todos los datos, el equipo del profesor Jens Ludwig, vio que aquellos que habían recibido los bonos de vivienda tenían una mejor salud física y mental, que se traducía en que sentían un mayor bienestar y más felicidad.

El estudio subraya que esos cambios en la percepción de su situación se dieron pese a que estas personas no experimentaron cambios significativos en su economía.

Fuente: 20minutos (en su publicación digital)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Comentarios: Closed Etiquetas: , ,

Comments are closed.