Parir por cesárea puede duplicar el riesgo de obesidad en el niño

Publicado 30th mayo 2012 en Patologías, Saludable

Que las personas que nacen por cesárea tienen más probabilidades de padecer obesidad durante su niñez era ya una teoría. Ahora, un estudio del Hospital de la Infancia de Boston (EEUU) lo ha demostrado. Es más, el riesgo de obesidad infantil puede hasta duplicarse en niños nacidos por cesárea en comparación con quienes nacen por parto natural.

En esta ocasión, los autores analizaron 1.255 partos. Las madres se unieron al estudio antes de las 22 semanas de embarazo, y sus bebés se midieron y pesaron al nacer, a los seis meses, y posteriormente a los tres años.

Las mamás que dieron a luz por cesárea también solían pesar más. De los 1.255 partos, observaron que en torno a uno de cada cuatro (22,6%) fueron por cesárea y el resto (77,4%) fueron partos vaginales. Las madres que dieron a luz por cesárea solían pesar más y no habían tenido un control de peso en el embarazo que aquellas que se sometieron a un parto vaginal, y el peso al nacer de los bebés también tendió a ser mayor.

Pero, independientemente del peso al nacer, y después de tomar en cuenta el peso materno (IMC) y otros factores influyentes, observaron como un parto por cesárea se puede asociar con una duplicación de las probabilidades de obesidad cuando el niño tenía 3 años.

En concreto, en torno a un 16% de los niños que nacieron por cesárea eran obesos a los tres años, en comparación con el 7,5% de los nacidos por vía vaginal. Asimismo, los niños nacidos por cesárea también presentaron un mayor índice de masa corporal y una medición del espesor del pliegue cutáneo más elevado.

Cuestión de bacterias

Los investigadores –cuyo estudio publica Archives of Disease in Chilhood creen que la explicación podría estar relacionado con diferencias en la composición de las bacterias intestinales adquiridas al nacer. Estudios previos ya habían mostrado que los niños nacidos por cesárea tienen un mayor número de bacterias ‘Firmicutes’ y un menor número de bacterias ‘Bacteroides’ en el estómago, dos grupos que componen la mayor parte de la flora intestinal.

Otra investigación también ha sugerido que las personas obesas tienen niveles más altos de bacterias ‘Firmicutes’, por lo que sugieren que las bacterias del intestino pueden influir en el desarrollo de la obesidad.

Bibliografía: www.20minutos.es

Firmado: Sara Gordo

¿AMOR DE MADRE?: La mayoría de las mamás “no ven” el sobrepeso de sus hijos

Publicado 15th mayo 2012 en Come sano, Saludable

Algunas cosas son relativas, cuestión de perspectiva; otras no. Objetivamente, hoy podemos juzgar qué persona tiene un problema de obesidad o de sobrepeso. Pero los ojos de una madre no son objetivos. Tanto que, como ahora subraya un estudio, la mayoría de las madres no ven el sobrepeso de sus hijos o no lo ven como un problema.
   
Según una investigación de la Escuela de Medicina de la Univerdiad de Maryland, la gran mayoría de las madres (casi un 90%) con hijos obesos juzgan mal el peso del niño. Esa percepción errónea podría conducir al niño a una sobrealimentación.

El trabajo, publicado por Archives of Pediatrical and Adolescent Medicine, ha observado que las madres de niños con sobrepeso se mostraban menos capaces de percibir con precisión el tamaño de su cuerpo del niño. De ese modo, un 88% de ellas consideraron normal el sobrepeso de su hijo.

Los investigadores de Maryland contaron con 281 madres dibujos de niños con diferentes rangos de peso. A todas ellas se les pidió que escogieran al que se pareciera más a su hijo.

Sorprendentemente, cerca del 70% eligieron niños que no se parecían realmente a su hijo, porque calcularon mal el tamaño del cuerpo. El error fue mayor entre aquellas mujeres cuyos hijos tenían sobrepeso.

¿Cómo se explica esta tendencia de las madres a “no ver” el peso real de sus hijos? Los autores del estudio mencionan razones que hablan de nuestros más profundos instintos: un niño rollizo es considerado, especialmente en sus primeros años, sinónimo de una buena maternidad, de una buena crianza.

Según los investigadores, es importante que las madres aprendan a ver el peso real de sus hijos. De otro modo, una mujer cuyo niño tiene más kilos de los saludables está más lejos de alimentarlo bien y de animarlo a hacer ejercicio físico… porque cree que su complexión es normal.

Bibliografía: www.20minutos.es

Firmado: Sara Gordo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...