Aprobada la nueva normativa sobre etiquetado de alimentos

Publicado 18th julio 2011 en Bienestar, Saludable

La organización de Consumidores y Usuarios aplaude el nuevo reglamento, aunque lamenta algunos olvidos importantes, según informa en un comunicado.

El Parlamento Europeo aprobó el pasado 11 julio el Reglamento Europeo sobre etiquetado de alimentos que, tras un complicado proceso legislativo de casi tres años, proporcionará una mejor información a los consumidores que quieran saber lo que comen.

La Organización de Consumidores y Usuarios, OCU, ha valorado positivamente este nuevo reglamento destinado a regular el derecho de los consumidores a la información sobre los alimentos y cuyas principales novedades son:

- El tamaño mínimo de letra -de carácter obligatorio (1,2 Mm.)- para hacer las etiquetas más legibles.

- La ampliación a todas las carnes de la obligación de indicar su país de origen.

- La obligatoriedad para todos los productos envasados de indicar en su etiqueta información nutricional y presencia de alérgenos alimentarios.

Pese a ser un considerable avance, la OCU lamenta que el nuevo reglamento no incluya algunos aspectos importantes, como que la información nutricional deba figurar en la parte frontal del paquete, la obligatoriedad de indicar la cantidad de ácidos grasos trans y que se apliquen las mismas obligaciones de información en el etiquetado para las bebidas alcohólicas.

Estos tres olvidos resultan poco comprensibles y no contribuyen a informar mejor al consumidor.

Hacia etiquetas más legibles

Con la excepción de los paquetes pequeños, se hace obligatorio un tamaño de letra mínimo de 1,2 Mm, con el objetivo de hacer las etiquetas más fáciles de leer. Este punto ha sido un caballo de batalla de las organizaciones de consumidores europeas y de la OCU durante todo el proceso de negociación del Reglamento.

La OCU, propone el desarrollo de directrices claras sobre los contrastes de colores utilizados en el envase de alimentos, ya que lo consideran condición indispensable para la buena legibilidad de las etiquetas. Por este motivo instará a la Comisión Europea para que cumpla su promesa y desarrolle estas directrices en un plazo razonable.

Indicación obligatoria del origen para algunos alimentos

La lista actual de los productos relevantes (como la miel, el aceite de olvida, frutas y verduras, pescado y carne de vacuno) se ha extendido a todas las otras carnes (cerdo, oveja, cabra, aves de corral).

Todos estos alimentos deberán incluir su origen en el etiquetado. La OCU considera este desarrollo como algo positivo: todos los consumidores podrán por fin conocer de dónde viene una parte importante de su dieta.

Etiquetado nutricional obligatorio

Actualmente, la presentación de una información nutricional clara depende de la buena voluntad del fabricante. La OCU acoge con satisfacción la introducción de que este requisito se imponga a todos los alimentos envasados. El etiquetado deberá incluir información sobre siete nutrientes esenciales (energía, proteínas, grasas, grasas saturadas, carbohidratos, azúcar y sal), expresada por cada 100 gramos o mililitros. El objetivo es permitir una comparación más fácil entre productos. Esta comparación podría haber sido aún más eficaz si la información nutricional se hubiera hecho constar en la parte frontal del paquete, algo que no se ha podido conseguir.

Otro punto fundamental es que la presentación de la información nutricional se haga de forma visual, fácil de entender por el consumidor y armonizada para todos los productos fabricados en la UE. La Comisión se ha comprometido a elaborar en seis años un informe que resuma las diferentes presentaciones existentes a nivel europeo. La OCU tiene la intención de implicarse en este importante estudio, que determinará cómo el consumidor percibe y comprende la información nutricional.

Una oportunidad perdida con las grasas trans

La OCU lamenta que el debate sobre la indicación de la presencia de ácidos grasos trans no haya llegado a buen puerto. Confía en que tras el informe prometido por la Comisión para dentro de tres años, se decida de una vez por todas que estos ácidos grasos deben ser etiquetados, o que se restrinja por completo su uso, como ya ocurre en algunos países (en España este aspecto estaba incluido en las primeras versiones de la Ley de Seguridad Alimentaria, pero fue eliminado durante su tramitación).

Sin embargo, acogen con satisfacción las disposiciones de este Reglamento que proporcionan una mejor información sobre la naturaleza del aceite (vegetal o animal). Esta indicación es muy útil para los consumidores que desean evitar el uso de aceite de palma, que contiene ácidos grasos saturados.

Indicación obligatoria de alérgenos alimentarios

Aplaude lo que la OCU considera una importante victoria, que hará más fácil la vida al creciente número de consumidores que sufre de intolerancia y/o alergias alimentarias. Aboga por una indicación lo más clara posible de los alérgenos. En ningún caso esta información debe encontrarse diluida en la lista de ingredientes, como ocurre en la actualidad.

Periodo de transición

Las compañías de alimentos tienen un periodo de tres años para cumplir con las nuevas reglas, y dos más (cinco en total) para aplicar las normas de información sobre nutrición. Todavía pasará un tiempo hasta que estos cambios lleguen a las estanterías de los supermercados.

La OCU pide un esfuerzo a la industria alimentaria para que acelere la implantación de esta normativa, que solo puede ser beneficiosa para los consumidores.

Noticia basada en la información publicada: http://www.elderecho.com/actualidad/Europa-aprueba-normativa-etiquetado-alimentos_0_288750055.html

Firmado: Sara Gordo

Intolerancia a la lactosa

Publicado 15th julio 2011 en Patologías

La lactosa es el azúcar que se encuentra de forma natural en la leche. Para digerirla, el organismo humano precisa de la enzima lactasa que se produce normalmente en la mucosa intestinal, y que transforma la lactosa en unidades más pequeñas (glucosa y galactosa).

La intolerancia a la lactosa se debe a la disminución o ausencia de lactasa en el conducto digestivo. La causa de intolerancia a la lactosa puede ser congénita (por un error del metabolismo bastante raro, en el que la lactasa falta desde el nacimiento) o adquirida. Esta última puede ser parcial o total y puede iniciarse en la infancia, adolescencia o en la edad adulta. Puede deberse a una disminución progresiva de lactasa en las células de la mucosa intestinal a partir de los dos o tres años de edad, sin que se conozca la causa, o como consecuencia de una agresión a la mucosa intestinal por un virus, bacterias, antibióticos o quimioterapia, diarreas infecciosas, enfermedad inflamatoria intestinal crónica, enfermedad celíaca, ingesta excesiva de alcohol, etc.

Los síntomas suelen aparecer de los 30 minutos a las 2 horas después de haber ingerido alimentos que contengan lactosa, generalmente acompañados de flatulencia, cólico intestinal y diarrea. Los síntomas desaparecen entre 3 y 6 horas más tarde. Estos se deben a que la lactosa no digerida en el intestino delgado, pasa al grueso y allí es fermentada por las bacterias de la flora intestinal produciendo hidrógeno y otros gases.

LA RESPUESTA DIETÉTICA

La solución dietética es sencilla: prescindir por completo de la leche y productos que la contengan, ya que no existe ningún tratamiento para aumentar la habilidad del organismo para producir lactasa. Sin embargo, cuando la deficiencia de lactasa es parcial, se pueden tomar pequeñas cantidades de leche (máximo un vaso, según tolerancia) sin que se produzcan trastornos.

Otra opción es tomar leche baja en lactosa de reciente aparición en el mercado o consumir yogur o queso.

Conviene estudiar a partir de qué cantidad de leche se producen los síntomas, para tomar una cantidad menor. Incluso una cantidad de leche no tolerada, repartida en dos o más tomas al día, puede -en muchos casos- no provocar intolerancia. Unas personas pueden sufrir los síntomas característicos después de beber un vaso de leche, mientras que otras pueden beber un vaso, pero no dos. Otras pueden tomar helados y algunos tipos de yogures o quesos, pero no otra clase de derivados lácteos. El control a través de la dieta depende del aprendizaje de cada persona a través de ensayos de prueba y error.

Los adultos pueden tolerar de unos 100 a 200 mililitros de leche en una sola toma (unos 5 – 10 gramos de lactosa), aunque no conviene superar el límite de alimentos que contengan lactosa de la que puedan tolerar.

Otra línea de tratamiento se basa en tomar preparados orales de lactasa en el momento de la toma de alimentos con lactosa.

PREGUNTAS CON RESPUESTA

¿Todas las personas con intolerancia a la lactosa pueden tomar yogur?

La mayoría de ellas toleran la poca cantidad de lactosa que contiene, por lo que es especialmente interesante que estas personas introduzcan este alimento como principal fuente de calcio, junto con quesos curados. Esto es posible, ya que las bacterias que intervienen en la fermentación del yogur poseen enzimas necesarias para digerir la lactosa propia de la leche y, por tanto, el proceso de digestión comienza ya en el propio yogur por lo que la absorción intestinal es mucho más fácil. Además, al ser un producto más viscoso se ralentiza el vaciado gástrico lo que aumenta el tiempo que la poca lactasa intestinal y las bacterias del yogur tienen para actuar sobre la lactosa.

¿Es lo mismo tomar yogur que postres lácteos que no necesitan frío, en caso de intolerancia a la lactosa?

Una de las características beneficiosas del yogur es que contiene enzimas como la lactasa que está contenida en las bacterias propias de dicho producto. Los postres lácteos que no necesitan frío han sido tratados térmicamente, por lo que han desaparecido totalmente las bacterias, y por tanto no ejercen los mismos efectos beneficiosos que el yogur. Sin embargo, se ha comprobado que aunque estos productos no mejoran los síntomas tampoco los empeoran y ello parece deberse a que el tiempo de tránsito intestinal es mayor con estos productos que con la leche.

¿Puede aparecer intolerancia a la lactosa en personas mayores?

La cantidad de lactasa en la mucosa intestinal va disminuyendo con la edad, por lo que es relativamente frecuente que aparezca sintomatología típica en edades avanzadas hasta en un 15% ó 20% de la población. Este es el principal motivo por el que muchas personas mayores abandonan el consumo de leche, lo que resulta sumamente problemático ya que pierden una fuente esencial de calcio. Por ello, es preciso incluir alimentos alternativos como yogures o quesos, que cubran las necesidades diarias de este mineral, necesario para el mantenimiento de la estructura ósea, sin que aparezcan problemas por mala digestión de lactosa.

DEBATE, HABLAN LOS CIENTÍFICOS

En Europa, la frecuencia de individuos deficientes en lactasa varia dentro de amplios límites. Alrededor del 15% de la población española es intolerante a la lactosa, si bien no se encuentran cifras oficiales ya que existen muchos casos de intolerancia a la lactosa de distinta intensidad sin diagnosticar al no considerarse como una patología. Se sabe que hay ciertos grupos étnicos donde la incidencia es mucho mayor: el 75% de los afro-americanos y el 90% de los asio-americanos son intolerantes a la lactosa.

Ensayada con éxito una terapia génica en intolerancia a la lactosa. Aproximadamente la mitad de la población mundial posee una actividad reducida de la lactasa, lo que incapacita para tolerar la lactosa. La administración de b-galactosidasa, una enzima que ayuda a digerir la lactosa, puede ser una solución. El doctor Mathew During y sus colegas del Jefferson Medical College de Filadelfia, en Estados Unidos, hicieron experimentos con una terapia génica como una solución potencial a largo plazo para la intolerancia a la lactosa. Insertaron un gen, llamado beta-galactosidasa, en un vector viral y administraron el conjunto a través de sonda tubo gástrica a ratas de laboratorio. El gen se incorporaba a las paredes de las células del tracto gastrointestinal de las ratas, permitiéndoles metabolizar la lactosa. Los científicos han avanzado considerablemente en la superación de los dos principales obstáculos en la terapia génica, consiguiendo la total expresión del gen en los tejidos predeterminados, además de una función a largo plazo. También se midió la producción de la enzima durante cuatro meses después de la primera administración y los resultados fueron positivos.

¿CÓMO COCINAR Y CONDIMENTAR?

- Preferir aquellas técnicas culinarias que menos grasa aportan a los alimentos: con agua -cocido o hervido, vapor y escalfado-, rehogado, plancha, horno y papillote.

- Utilizar moderadamente fritos, rebozados, empanados, guisos y estofados (desgrasar en frío, ya que mejora su conservación y su calidad nutricional).

- Para que la comida resulte más apetitosa se pueden emplear diversos condimentos: albahaca, hinojo, comino, estragón, laurel, tomillo, orégano, perejil, mejorana, pimienta, pimentón, azafrán…

- El vinagre y el aceite (oliva y semillas) pueden ser macerados con hierbas aromáticas.

- En la elaboración de salsas, los vinos u otras bebidas alcohólicas como ingrediente flambeados pueden hacer más sabrosas diversas recetas.

ADEMÁS… (no todo es comer)

- La exposición controlada a los rayos del sol contribuye a la síntesis debajo de la piel de vitamina D, por lo que la mejor forma de conseguirla es pasear en días de sol.

- La practica regular de ejercicio físico adaptado a las características de cada persona favorece el mantenimiento de la densidad ósea.

- La lactosa se utiliza como bases de más del 20% de los medicamentos con receta y del 6% de los medicamentos sin receta. Sin embargo estos productos sólo afectan a personas con intolerancia severa a la lactosa.

Firmado: Sara Gordo

Nueva ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición

Publicado 7th junio 2011 en Come sano

El Consejo de Ministros aprobó el pasado 3 de septiembre de 2010 el Proyecto de Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición, una nueva norma que pretende reforzar la seguridad de los ciudadanos en materia alimentaria y promocionar hábitos de alimentación saludables para prevenir enfermedades. Asimismo, el Proyecto de Ley prohíbe la discriminación por razón de peso y establece medidas específicas para controlar la alimentación en el ámbito escolar.

 La Ley recoge medidas en los siguientes ámbitos:

Seguridad Alimentaria

* La obligación por parte de las Comunidades Autónomas y de la Administración General del Estado de informar en cuanto al desarrollo de los controles oficiales, para dar cumplimiento a lo estipulado por la normativa europea.

* La creación de un sistema de información homogéneo en seguridad alimentaria, coordinado por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, que permitirá el intercambio de datos (informes de evaluación de riesgos, datos analíticos y científicos, etcétera) entre profesionales, investigadores y administraciones.

* La creación de una Red Española de Laboratorios de Control Oficial de Seguridad Alimentaria, coordinada por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria, que reforzará la vigilancia en seguridad alimentaria, mejorará la gestión de la calidad y apoyará la investigación en metodología analítica de la seguridad alimentaria, entre otros aspectos.

Nutrición

> El Proyecto de Ley aborda distintos aspectos relacionados con la lucha contra la obesidad y la prevención de las enfermedades crónicas derivadas: diabetes tipo II, enfermedades cardiovasculares,…:

> La obligación de revisar la Estrategia NAOS, creada en 2005, cada cinco años para actualizar y avanzar en sus objetivos. Para ello, se prevé la creación del Observatorio de la nutrición y el estudio de la obesidad, que realizará análisis periódicos de la situación nutricional de la población y de las cifras de obesidad en España.

La prohibición de discriminación por razón de obesidad.

() Composición de los alimentos y alimentación escolar

() Obligación de las industrias de utilizar tecnologías e ingredientes que minimicen el contenido de grasas en la cadena alimentaria, en especial para los alimentos del entorno escolar.

() Promoción para que la oferta alimentaria de los centros escolares sea variada y adecuada a las necesidades nutricionales de los alumnos. Para ello, se incorporan las siguientes medidas:

            –  Los responsables de la supervisión de los menús serán profesionales acreditados en las áreas de nutrición y dietética.

            –   Los centros escolares proporcionarán a los padres o tutores información detallada sobre los menús y directrices para que la cena sea complementaria.

            –  En las instalaciones que lo permitan, se elaborarán menús escolares adaptados a las necesidades especiales de los alumnos que padezcan alergias e intolerancias alimentarias.

            –  No se permitirá en el ámbito escolar la venta de alimentos y bebidas que no cumplan con una serie de criterios nutricionales que se establecerán reglamentariamente.

Publicidad

- Desarrollo de sistemas de regulación voluntaria mediante la firma de acuerdos de co regulación con los operadores económicos y los responsables de comunicación audiovisual.

- Modificación de la edad del actual Código PAOS, promovido en 2005 por la AESAN y la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas para la autorregulación en materia de publicidad, de los doce años a los catorce.

Firmado: Sara Gordo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...