La sociedad y la alimentación

Publicado 20th febrero 2014 en Come sano

Estudios recientes confirman que es frecuente que los adolescentes no desayunen, no tomen nada a media mañana ni en la merienda (salvo bollería o chucherías), solo coman un plato en la comida sin pan ni postre y, en la cena, se decanten por comida rápida (precocinados, embutidos o algo de fruta).

Leer más.. »

Embarazo y obesidad

Publicado 17th enero 2014 en Patologías

La obesidad es un problema de relevancia mundial, los casos aumentan de forma alarmante. Se puede evitar este problema desde el embarazo, tomando en cuenta algunas consideraciones.

Comenzar con buenos hábitos desde pequeños es un aspecto fundamental, algo importante a tener en cuenta es que una ganancia Leer más.. »

Prevención de la obesidad infantil

Publicado 19th diciembre 2013 en Patologías

La obesidad es considerada por la OMS la “Epidemia del siglo XXI”, debido a su rápido crecimiento en los últimos años.

Aparece cuando el aporte de energía realizado mediante la ingesta de alimentos, supera al gasto de la misma realizado por el organismo en la realización de sus funciones, lo que provoca que se almacene en forma de grasa, hasta ser excesiva en relación a lo Leer más.. »

¿Qué es la diabesidad?

Publicado 26th noviembre 2013 en Patologías

La diabesidad no es una enfermedad nueva, es la asociación de la diabetes y la obesidad para explicar la interrelación de estas dos enfermedades que cada vez se pone más de manifiesto.

El problema de la diabesidad, además, es que puede generar enfermedades asociadas como son la hipertensión, la dislipemia Leer más.. »

Recupera tu silueta tras las vacaciones

Publicado 30th septiembre 2013 en Esculpe tu figura

Según el doctor Javier Salvador, presidente de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) “En los meses previos al verano se observa mayor sensibilidad para adoptar medidas preventivas o terapéuticas encaminadas a tratar el exceso de peso”. Sin embargo, el verano es una época peligrosa en la que los excesos están a la orden del día, nos relajamos  y abandonamos los hábitos alimentarios saludables que hemos seguido a lo largo del año. En consecuencia, cogemos esos indeseables “kilitos de más” y debemos empezar de nuevo a adquirir una dieta adecuada.

No solo los adultos se ven afectados en este aspecto, los niños también son un grupo de población que está en riesgo de sufrir sobrepeso u obesidad. La razón de esto es que consumen alimentos de alta densidad calórica (helados, bollería, comida rápida, bebidas carbonatadas…), horarios irregulares de ingestas e incluso “atracones” nocturnos. A todo esto hay que añadir que la actividad física se ve reducida durante las vacaciones.

A continuación exponemos una serie de pautas para recuperar la silueta tras el verano:

1. Tomar variedad de alimentos en cantidades moderadas.

2. Cocinar preferiblemente a la plancha, vapor, horno o papillote.

3. Aumentar el consumo de alimentos ricos en fibra (cereales integrales, frutas con piel, verduras…)

4. Evitar el consumo de alimentos con alta densidad calórica ( dulces, helados, mantequilla…)

5. No realizar “dietas milagro”: sirope de arce, disociada, dieta de los colores, etc.

6. Realizar de 5-6 comidas diarias.

7. Seguir tratamiento dietético supervisado por un profesional (dietista, endocrino, nutricionista)

 

Firmado: Beatriz García González y Mónica Mª Gil Martínez

El 90% de los preescolares consumen demasiada leche y carne

Publicado 22nd junio 2012 en Saludable

El 90% de los niños españoles de entre 1 y 3 años consume más del doble de las proteínas diarias aconsejadas debido a una ingesta excesiva de leche de vaca y de carne, lo que aumenta el riesgo de desarrollar obesidad en el futuro. Además, el 71% consume más calorías de las necesarias y un 43% supera en un 30% las recomendaciones internacionales.

Estas son algunas de las principales conclusiones del estudio  ‘Alimentando la Salud del Mañana’, una investigación pionera en España que ha analizado por primera vez la nutrición infantil en esa franja de edad.

El trabajo se ha realizado mediante más de 200 encuestas a familias de todo el país a las que se les ha hecho un seguimiento de la dieta de sus hijos durante cuatro días consecutivos y, además, han participado más de 200 pediatras.

La doctora Ana Morais, del Hospital Infantil de La Paz, de Madrid, ha explicado que se ha elegido esa franja de edad porque se trata de una etapa en la que el crecimiento es muy rápido (el niño duplica su talla y quintuplica su peso) y en la que se produce un “extraordinario” desarrollo del sistema nervioso (cerebro), lo que hace que los requerimientos de nutrientes sean superiores. Morais ha puesto de relieve la importancia de que la transición de los patrones dietéticos desde los nueve meses hasta los 3 años se haga “de la forma más adecuada posible”, ya que la adquisición de los hábitos alimenticios en los primeros años va a tener repercusiones en la vida adulta y van a influir en la futura aparición de enfermedades. 

La prevalencia de la obesidad en los niños españoles en edad escolar ha ido aumentando paulatinamente.

Aunque existe una predisposición genética a la obesidad, hay otros factores que también influyen y entre ellos esta la alta ingesta proteica, de ahí la importancia de su control, ha explicado la doctora Morais.

El doctor Vicente Varea, jefe del Servicio de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica del Hospital Sant Joan de Deu, de Barcelona, ha explicado que el estudio se planteó como “una cata de hábitos nutricionales” en los tres primeros años de vida de los niños. Revela que solo el 18% de los pediatras considera que los niños españoles tiene desórdenes alimentarios y coinciden con los padres respecto al exceso de grasas y azúcares y al déficit de hierro y vitaminas en la dieta, pero no en cuanto a la alta cantidad de proteínas y el riesgo que ello conlleva. Este pediatra ha ironizado al señalar que los pequeños españoles “están tan bien alimentados que consumen por encima de las recomendaciones internacionales“, en cuanto a calorías y proteínas, sobre todo a partir de los siete meses.

Fuente: 20minutos.es

Comentarios: Closed Etiquetas: , , ,

Para prevenir trastornos alimenticios: comer en familia

Publicado 28th mayo 2012 en Come sano, Saludable

La alimentación es una parte fundamental de lo que llamamos un estilo de vida saludable. Y pese a vivir en una sociedad desarrollada, comer bien comienza a no resultar tan fácil. 

El mejor consejo que pueden dar a sus hijos es decirles “cómete la verdura”La familia siempre fue el núcleo que procuraba una buena alimentación, basada en la dieta mediterránea. Y ese buen hábito se está perdiendo. Este 28 de mayo se celebra el Día Nacional de la Nutrición.

Por ello es tan importante comer en familia. Hasta el punto de que hacerlo al menos tres veces por semana reduce en los niños un 32% el riesgo de que sufran un trastorno alimentario y un 15% el peligro de padecer obesidad infantil.

Así se ha visto en el 54 Congreso de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), celebrado en los pasados días en Oviedo. Su coordinadora del área de Nutrición, Pilar Gómez Enterría, destaca la importancia de la labor de los padres a la hora de educar a sus hijos en la alimentación y asegura que el “mejor” consejo que le pueden dar a los más pequeños es decirles “cómete la verdura”.

No hay que demonizar alimentos

En este sentido, Enterría avisa que hay frases hechas que “sólo” sirven para “demonizar” determinados alimentos como, por ejemplo, “si te comes la verdura te doy el postre helado”. Una afirmación que, a su juicio, es un mensaje “erróneo” debido a que da a entender al menor que la verdura “es lo malo”mientras que el helado “es lo bueno”.

No hay que negociar con la comida. Es cierto que no es aconsejable obligar al niño a comer algo que no quiere, sin embargo, tampoco podemos caer en la trampa de la negociación, admitiendo que coma solo aquello que les es grato”, recalca.

No hay que obligar, pero tampoco caer en la trampa de la negociaciónLos meses de verano, al no depender de horarios para ir al colegio, son una buena época de inculcar a los niños el hábito de realizar un desayuno correcto, incluyendo lácteos, hidratos de carbono, además de ingerir frutas y verduras de temporada a lo largo del día.

Durante esta época los padres también pueden conseguir que se limite el uso de la bollería comercial, los platos precocinados desequilibrados, las golosinas, los frutos secos o los fritos comerciales.

“El verano puede ser una buena época para intentar establecer unos hábitos de vida más saludables, reforzando además la actividad física y valorar qué estrategias son más adecuadas para mantener esos hábitos el resto del año”, subraya.

Ejercicio físico y un buen descanso

La experta de la Sociedad Española de Endocrina y Nutrición explica la importancia que tiene que los niños duerman ocho horas y realicen ejercicio físico. 

“Las actividades extraescolares con las que bombardeamos a nuestros hijos les impiden dedicar tiempo al ejercicio físico, puesto que acaban el día tan cansados que es imposible pedirles que jueguen un partido de baloncesto. Esto ha provocado que el ocio de los niños sea absolutamente sedentario“, destaca.

En este punto, Enterría recuerda que cuando el menor no sigue esta serie de pautas tiene el riesgo de padecer obesidad. Una patología que hace que sean “discriminados” en el deporte por ser más torpes a la hora de llevar a cabo estas prácticas.

Firmado: Sara Gordo

Bibliografía: www.20minutos.es

¿AMOR DE MADRE?: La mayoría de las mamás “no ven” el sobrepeso de sus hijos

Publicado 15th mayo 2012 en Come sano, Saludable

Algunas cosas son relativas, cuestión de perspectiva; otras no. Objetivamente, hoy podemos juzgar qué persona tiene un problema de obesidad o de sobrepeso. Pero los ojos de una madre no son objetivos. Tanto que, como ahora subraya un estudio, la mayoría de las madres no ven el sobrepeso de sus hijos o no lo ven como un problema.
   
Según una investigación de la Escuela de Medicina de la Univerdiad de Maryland, la gran mayoría de las madres (casi un 90%) con hijos obesos juzgan mal el peso del niño. Esa percepción errónea podría conducir al niño a una sobrealimentación.

El trabajo, publicado por Archives of Pediatrical and Adolescent Medicine, ha observado que las madres de niños con sobrepeso se mostraban menos capaces de percibir con precisión el tamaño de su cuerpo del niño. De ese modo, un 88% de ellas consideraron normal el sobrepeso de su hijo.

Los investigadores de Maryland contaron con 281 madres dibujos de niños con diferentes rangos de peso. A todas ellas se les pidió que escogieran al que se pareciera más a su hijo.

Sorprendentemente, cerca del 70% eligieron niños que no se parecían realmente a su hijo, porque calcularon mal el tamaño del cuerpo. El error fue mayor entre aquellas mujeres cuyos hijos tenían sobrepeso.

¿Cómo se explica esta tendencia de las madres a “no ver” el peso real de sus hijos? Los autores del estudio mencionan razones que hablan de nuestros más profundos instintos: un niño rollizo es considerado, especialmente en sus primeros años, sinónimo de una buena maternidad, de una buena crianza.

Según los investigadores, es importante que las madres aprendan a ver el peso real de sus hijos. De otro modo, una mujer cuyo niño tiene más kilos de los saludables está más lejos de alimentarlo bien y de animarlo a hacer ejercicio físico… porque cree que su complexión es normal.

Bibliografía: www.20minutos.es

Firmado: Sara Gordo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...