Remedios naturales para la salud

Publicado 21st enero 2011 en La Botica de la Abuela

El mundo vegetal es muchísimo más complejo de lo que nos pudiera parecer. Existen más de 250.000 especies vegetales y, lógicamente, todavía guardan muchos secretos que los científicos no han podido descubrir.

En sus hojas, en sus raíces o en sus flores se hallan un sinfín de compuestos químicos capaces de provocar(al ingerirlos) diversas reacciones en nuestro organismo.

Por eso, debemos y queremos ser especialmente cuidadosos en la elaboración de estas noticias. Estas publicaciones te pueden ayudar a conocer un poco más las plantas que se citan, incluso descubrir información sobre determinados suplementos alimenticios que hayas decidido o te hayan recomendado tomar. Pero también hay que tener presente que, al igual que ocurre cuando se toma un medicamento, las plantas siempre actúan, aunque aparentemente no lo notes. Hay quienes son más sensibles a ese efecto y quienes necesita dosis mayores para percibir un beneficio, pero siempre hay que actuar con cautela. Ante cualquier duda, siempre es mejor consultar con un médico o una persona formada en estas cuestiones.

TÓMALAS MUY SUAVES

Además de la cautela de la que hemos hablado antes, hay que recordar que:

  • Los efectos de las plantas pueden ser múltiples. Aunque elaboremos una clasificación, y haya una serie de hierbas medicinales en apartados concretos, todas ellas tienen más de un efecto. Hay que tener especial cuidado si tienes alguna enfermedad crónica y sigues un tratamiento farmacológico largo. Hacemos esta advertencia ya que algunos compuestos de esas plantas pueden, cuando se asocian a un determinado fármaco, tener un comportamiento inesperado: disminuyendo, o por el contrario, aumentando el efecto de la medicación.
  • Es mejor elaborar, las infusiones suaves que añadir mucha cantidad. El riesgo de que una determinada infusión te siente mal se reduce de manera considerable si se es cauto con la dosis y te limitas a una cucharadita de la hierba por cada taza de agua.
  • Recomendamos no tomarlas durante el embarazo o la lactancia sin consultar previamente al médico. Muchas plantas medicinales pueden producir espasmos en el útero que pueden ocasionar, a su vez, contracciones o pueden tener un efecto determinado en el feto. Otras en cambio pueden cambiar el sabor de la leche o incluso complicar su producción.
  • Tampoco recomendamos administrárselas a niños menores de 6 años, a no ser que se trate de algún caso específico que se haya estudiado o si lo ha recomendado el pediatra.

Esperamos que este pequeño dossier sirva de ayuda y os ofrezca alternativas naturales para cuidar vuestro cuerpo.

Fdo: Sara Gordo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...