Ensalada de aguacate con piña

Publicado 16th julio 2012 en 1er Plato

 

Si estás cansado de tomarte las mismas ensaladas todos los dias , te invito a que innoves tus ensaladas con esta receta:

 

-Ingredientes (4 raciones):

  • 1 lechuga verde
  • 1 lechuga hoja de roble
  • 1 escarola
  • 1 achicoria,
  • 1 piña
  • 1/2 aguacate
  • 1 pechuga de pollo
  • el zumo de 1 limón

Para el aliño:

  • 1 cucharadita de vino oloroso
  • 1 cucharada de vinagre balsámico
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1/2 guindilla
  • 2 bayas de pimienta rosa
  • 2 bayas de pimienta verde
  • 2 bayas de pimienta blanca
  • sal

 -Preparación:

  • Limpiar las lechugas, la achicoria y la escarola y cortarlas en trozos.
  • Pelar el aguacate y cortarlo en rodajas finas. Rociarlo con el zumo de limón para que no se ennegrezca y reservarlo.
  • Pelar la piña, retirar el corazón y cortarla en rodajas. Cortar el pollo en trozos regulares y reservar.
  • Colocar los ingredientes del aliño en un frasco y dejarlo en maceración ocho horas (este paso debe realizarse con antelación).
  • En una fuente, poner un lecho de lechugas, adornar los laterales con la piña y el aguacate y colocar sobre las hojas los trocitos de pollo. Regar con el aliño previamente batido hasta emulsionar.

 

Firmado: Elizabeth Vázquez

Comentarios: Closed Etiquetas: , , ,

Evitar las intoxicaciones alimenticias en verano

Publicado 28th junio 2012 en Patologías

Las ensaladas son un clásico en la dieta mediterránea, sobre todo en verano. Por eso, conviene tener en cuenta que estamos hablando de un plato preparado a base de alimentos que se consumen crudos, es decir, que no se someten a ningún proceso culinario, como la cocción o el hervido, y que son de los más propensos a causar una infección alimentaria. Los más habituales son los vegetales y, en especial, los que se utilizan para las ensaladas. Estos alimentos son todavía los más asociados al peligro microbiológico de contaminación por bacterias como Listeria, E. coli o Salmonella, por lo que es fundamental limpiar y conservar las ensaladas.

Es imprescindible una buena conservación de los vegetales, una limpieza rigurosa y el empleo de utensilios adecuados para manipularlos.

La carga bacteriana se produce porque se cultivan en los suelos, se consumen de forma directa y no se someten a ningún tratamiento previo a la ingesta con capacidad para eliminar posibles patógenos. Pero ello no tiene que ser sinónimo de peligro, ya que con unas prácticas de higiene y manipulación adecuadas se consiguen elevados niveles de seguridad. La forma más eficaz de evitar elementos patógenos radica en el uso de insecticidas, plaguicidas o herbicidas, entre otros, en primera instancia. Con ellos, se evita la propagación de plagas y el desarrollo de varias bacterias patógenas, aunque no todas.

Una buena conservación, clave

Una mala conservación es igual a una contaminación segura. En el ámbito doméstico, los vegetales deben estar el mínimo tiempo posible a temperatura ambiente, hay que almacenarlos en frío, a una temperatura máxima de 8ºC. También se debe evitar guardarlos en envases herméticos. Lo más aconsejable es hacerlo en bolsas con agujeros para que puedan respirar. Si en un periodo de tres a cinco días no se han consumido, deberán desecharse. Limpieza. Una rigurosa limpieza de los vegetales es el paso más importante para evitar el consumo accidental de los patógenos. Se deben lavar una a una las hojas de lechuga, así como el resto de vegetales que se utilicen. Es aconsejable dejar en remojo los vegetales durante unos cinco minutos, con abundante agua y unas gotas de lejía, y enjuagar hoja por hoja para eliminar cualquier residuo.Utensilios adecuados. En el momento del corte de los vegetales, se debe utilizar un cuchillo destinado solo para ello y limpio. El corte debe realizarse en el momento de su consumo. De no ser así, se favorece el pardeamiento y los vegetales adquieren un color marrón nada sugerente.

Leer más.. »

Plato estrella del verano: LAS ENSALADAS

Publicado 23rd mayo 2012 en Come sano, Saludable

Altas temperaturas, camisetas de tirantes, terrazas a rebosar… y ensaladas en el plato. Aunque nos acompañen todo el año, el calor las convierte en el plato estrella en primavera y verano.

No hay quien pueda resistirse a una buena ensalada. La oferta es tan amplia y variada —poco tienen que ver ya con la tradicional ensalada mixta—,  que podemos preparar una nueva cada día sin caer en la rutina. Tiene un gran aporte en vitaminas de todo tipo y pocas calorías.

Decenas de variedades de lechugas, escarola, espinacas, canónigos, berros, rúcula… se han ido incorporando a nuestras ensaladas sin apenas darnos cuenta. Y ya no es necesario ir a tiendas especializadas para conseguirlas. Las tenemos a mano en cualquier supermercado, frescas, lavadas, cortadas y listas para consumir. Nunca fue tan fácil comer sano.

Las ensaladas entran cada vez más por los ojos. Aunque en esto también hay gustos: hay quien prefiere las hojas más claras y suspira por un troncho de lechuga, y quien se pirra por las oscuras. “En el norte de España se valora mucho la penca de las acelgas, y en el sur solo vendemos las hojas; con la escarola ocurre algo parecido”, dicen en Florette, empresa líder en ensaladas envasadas. Verde, amarilla, morada o rojiza, ¿a quién no le apetece una ensalada?

Dos sencillas y rápidas recetas

Una receta muy sencilla pero con éxito garantizado es la que se prepara simplemente con rúcula y queso parmesano —hay quien añade además canónigos o acelga roja—. Se aliña solo con sal y aceite de oliva virgen.

Otra receta rápida y fácil: hojas de espinaca —grandes troceadas o baby, más tiernas— con queso de cabra (unos 100 gramos son suficientes para una bolsa pequeña de verdura). Si añades pasas y nueces y la aliñas con sal, aceite y vinagre de Módena caramelizado, te chuparás los dedos.

Juan Miguel Floristan, director general de Florette Ibérica, la empresa líder en ensaladas listas para tomar, explica que lo que más gusta a la gente son las variedades de ensaldas que combina diferentes tipos de lechuga.

¿Se vende más la lechuga tradicional o nos gusta innovar?
Nuestro producto estrella es la Ensalada Gourmet, que combina dos varie-dades de lechuga y un brote: escarola rizada, radicchio y brotes de canónigo. Combina a la perfección colores y texturas, consiguiendo un contraste de sabores único.

¿Qué importancia tiene el color en nuestra decisión de compra?
La comida entra antes por los ojos que por la boca. Pero la clave está en el equilibrio entre sabor y color.

¿Cuánto hace que no lava una lechuga en casa?
Ya no me acuerdo, pero hace muchos años. Me resulta impensable comprar otra cosa, porque las ventajas son muchas y evidentes: el ahorro del tiempo de preparación, la limpieza en la cocina…

Acaban de lanzar al mercado una manzana troceada, ¿qué será lo próximo?
Buscamos innovar y adaptarnos a los nuevos estilos de vida, como las nuevas verduras para saltear y para wok.

Bibliografía: www.20minutos.es

Firmado: Sara Gordo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Comentarios: Closed Etiquetas: , ,