LUZ PULSADA (IPL) Vs LASER

Publicado 15th diciembre 2011 en Bienestar, Esculpe tu figura

Fotodepilación, IPL, láser, luz pulsada, depilación definitiva…multitud de términos y definiciones que están relacionadas con al depilación de larga duración, que muchas veces no tenemos claras, pero que sirven para poder olvidarnos para siempre de la cera, cuchillas, cremas y demás opciones de depilación tradicional y de poco duración.

La depilación de larga duración (ya que legalmente no podemos llamarla definitiva), cada vez está más presente en nuestra vida cotidiana y en los medios de comunicación. Proliferan de manera vertiginosa los centros de estética, peluquerías y demás centros que han introducido alguna de estas técnicas.

Como sucede con la mayoría de “las cosas que están de moda”, en un momento de auge podemos encontrar cierto intrusismo o centro y/o personas poco profesionales. Es importante estar bien informado sobre todo cuando lo que está en juego no es solo nuestro aspecto sino también nuestra salud.

Con este post, intentaremos informarte de las diferentes técnicas para la depilación de larga duración, para que tú valores cual es la que más te convence.

FOTODEPILACIÓN

Dentro de las técnicas de deligación de larga duración, la opción más segura y eficaz hasta el momento es la fotodepilación. Entendemos por fotodepilación: “cualquier técnica tecnológica que utiliza LUZ (sea del tipo que sea) para depilar”

Por tanto, y a pesar de lo que la mayoría de la gente piensa,  tanto el láser como la Luz Pulsada Intensa (IPL) son 2 tipos de fotodepilación.

IPL VS LASER

Efectividad: Ambas técnicas son exactamente igual de efectivas, ya que ambas se consideran depilación de larga duración, al igual que NINGUNA de ellas puede garantizar una depilación definitiva.

Profesionales: En el caso de la IPL, la persona que llevará a cabo el tratamiento deberá ser un técnico en IPL. Si optamos por un tratamiento láser, deberá llevarlo a cabo un médico, ya que, en caso de quemadura, el láser podría provocar quemaduras internas hasta de 2º grado, que solo puede tratar un médico. En el caso de IPL, serían quemaduras superficiales que podríamos curar con aloe vera.

Aparatología: Es importante conocer la máquina con la que nos realizarán el tratamiento. Si optamos por IPL, una misma máquina puede “regularse” y programarse en función del fototipo tanto de piel como de vello. Por tanto una misma máquina puede adaptarse a varios tipos de personas.

Si hemos decidido realizar tratamiento de láser tenemos que tener en cuenta que CADA MODELO DE MÁQUINA ESTÁ DESTINADA A UN SOLO FOTOTIPO DE PIEL Y VELLO, por eso es tan importante conocer nuestro fototipo y en función de esto buscar el láser que más nos conviene (alejandrita, de diodo…etc)

Sesiones, tiempo y precio: Aunque no lo parezca estos 3 factores están muy relacionados y pueden jugar un papel muy importante a la hora de decantarnos por un centro u otro.

El cabezal de un aparato de láser, es circular y suele tener un diámetro aproximado de unos 0.5 – 1 cm (más o menos como un boli Bic), mientras que para la IPL se utiliza una lámpara rectangular con unas medidas aproximadas de 5cm de largo X 2 cm de ancho.

Con estas medidas entendemos que para una misma extensión de piel, por ejemplo una axila, tardaremos bastante más tiempo con un cabezal de láser que con uno de IPL.

Si entendemos que a más tiempo por sesión, mayor tiempo de trabajo del especialista y mayor es el coste de la sesión. El láser siempre será más caro que el tratamiento de IPL. De no ser así, tendríamos que informarnos muy bien de qué tratamiento realizan en ese centro.

Por otro lado, si seguimos aplicando la misma regla, hay que prestar también especial atención a los centros donde nos ofrecen UN PRECIO ÚNICO Y GENERAL PARA CUALQUIER ZONA…¿dónde está el truco?

Además de todo lo comentado hasta ahora, es importantísimo, por supuesto, que sea cual sea el tratamiento que hayamos decidido, todo el material esté completamente esterilizado, que tanto las maquinillas, el papel de camilla, la ropa interior…etc sea desechable y que tanto el cabezal, la lámpara y las gafas de protección estén perfectamente desinfectados y esterilizados.

Esperamos haber arrojado un poco de luz, sobre el tema, y que lo tengas algo más claro a la hora de decidir, qué tratamiento y donde lo realizaras.

Firmado: Sara Gordo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...