Este verano: mechas californianas

Publicado 6th julio 2012 en Esculpe tu figura

Con la que está cayendo con la crisis mundial un chorro de optimismo se ha colado en las tendencias del cabello para este verano. La luz y el color brillan con fuerza y aportan grandes dosis de alegría y descaro a las melenas.

Hace ya varios años irrumpieron en las peluquerías las mechas californianas, una nueva forma de clarear los tonos que emulaba a los surferos del Pacífico y que aportaba ese resplandor natural que proporciona el tomar grandes dosis de sol en la playa. Cameron Díaz, Gisele Bundchen y Drew Barrymore son claros ejemplos de esta tendencia, a la que también se apuntaron otras famosas como Jessica Biel, Olivia Wilde, Miley Cyrus o Sarah Jessica Parker.

Al contrario de lo que ocurre con las mechas convencionales, que se aplican desde la raíz a las puntas, las californianas hacen hincapié en las puntas, hasta tres tonos más claras que las raíces. Y cuentan con dos grandes ventajas: estropean menos el pelo y no necesitan ser retocadas cada mes. Además, no son territorio exclusivo de las rubias; también aportan belleza a los cabellos castaños, morenos y pelirrojos.

Y mientras las mechas californianas optan por un degradado sutil, la tendencia del pelo bicolor elige dos tonos extremos, bien diferenciados, casi como marcados con una regla. Grandes estrellas de la música como Katy Perry, Lady Gaga, Pink y Nicki Minaj han hecho de sus cabezas un catálogo de posibilidades en este sentido, experimentando con toda clase de colores y formas.

Este verano, esa explosión de colorido que las divas de la música han tomado como  seña de identidad llega a la calle, pero en una versión más suave y aplicada en forma de mechas californianas o incluso en todo el cabello.

Los tonos pastel y otros más atrevidos —celeste, rosa, malva, verde botella, aguamarina, azul turquesa— toman por asalto los cabellos. “No se trata de brillos estridentes tipo años ochenta, no es punk ni grunge”, explica el experto en tendencias del cabello Juan Belmonte, propietario de las peluquerías Juan, por Dios! “Se lleva un tono más naíf, muy influido por los videojuegos, las series manga o el anime. Es un color tipo pin up, campestre, dulce como Candy Candy”. En su opinión, con esta tendencia se normaliza algo que antes era inusual y extraordinario. “Y ahora se lleva el pelo conjuntado con el estilismo”, apunta.

Por otro lado, el estilista advierte que se están dejando de ver las mechas californianas muy extremas. “Se trata de dejar las puntas suavizadas como por el sol y el mar. Hay que tener cuidado, porque si no se hace bien parece que se ha dejado raíz”, advierte.

Para ello, debe hacerse el degradado desde la raíz de forma que no sea un corte lineal de color, sino que el tono cambie poco a poco. “Nosotros utilizamos la técnica de cardar, e integramos pelitos rubios entre el pelo oscuro. Hay que trabajar mucho cada mecha para conseguir que ese efecto suave de aclarado sea más natural”. Es una opción ideal para las que se quieren ver más claras para el verano o nunca se han hecho mechas. Para las más atrevidas, este verano también se lleva el pelo platino, tipo Marilyn Monroe.

En cuanto a cortes, destacan las melenas extralargas y los cortos arquitectónicos de ángulos rectos. “Y mucho flequillo largo que se puede peinar a un lado o a otro”, señala el estilista.

Cuida tu cabello

Prevenir. En verano, las agresiones del cabello se multiplican, y el pelo teñido o tratado sufre mucho más. Su cuidado debe empezar al menos dos semanas antes de exponerlo al sol, el mar o la piscina, utilizando un buen acondicionador y/o mascarilla que hidrate y nutra el pelo en profundidad.

Mejor recogido. El cabello sufre mucho por el sol, pero también por el viento. Llevarlo recogido en una coleta o en un moño ayudará a tenerlo protegido, especialmente a la hora de tomar el sol o bañarse.

Bajo el sol. Conviene utilizar un protector solar específico para impedir que los rayos ultravioletas dañen el pelo. No apliques el protector solar del cuerpo, que tiene otro tipo de PH y suele ser más graso.

Rubias verdosas. El cloro y otros productos del agua de las piscinas provocan que los tonos rubios tiendan al verde. Esto se puede evitar utilizando un protector solar apropiado: con base de aceite para el cabello grueso, que quita volumen y dura más; y con base acuosa para el pelo fino, para que no se apelmace.

Púas redondas. Para cepillar el pelo, ya sea mojado o seco, se recomienda utilizar un peine de púas redondeadas, que conseguirá desenredar pero sin agredir o dañar.

Fuente: 20 minutos (publicación digital)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...