Los mitos del chocolate

Publicado 28th septiembre 2012 en Saludable

Existen muchas falsas creencias en torno al chocolate, como que favorece el acné, aumenta el colesterol, provoca adicción o que solo se consume en invierno. Al contrario, comer chocolate nos da placer pero además tiene beneficios para la salud.

Recientes estudios han demostrado que el chocolate tiene una influencia positiva en la salud humana debido a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Esto incluye la reducción de la presión arterial y la mejora la sensibilidad a la insulina.

El chocolate es, pues, una adicción ‘sana’, pero sí, crea adicción. Un equipo de investigadores ha realizado pruebas en ratas para explicar por qué el chocolate puede ser tan irresistible.

Lo que ha visto un equipo de investigadores es que el impulso de comer en exceso este producto dulce y graso se debe a una parte inesperada del cerebro y su producción de un producto natural, un químico parecido al opio

El descubrimiento lo han hecho en ratas mediante un fármaco administrado directamente a una región de su cerebro, llamada neostriatum. Estos animales ingirieron entonces más del doble de chocolate de lo que lo habrían comido en circunstancias normales.

Los investigadores también observaron que la encefalina, una sustancia química natural que se produce en esa misma región del cerebro, se disparó cuando las ratas empezaron a comer chocolate.

Según los expertos no es que las encefalinas o medicamentos similares hagan que las ratas coman más chocolate, sino que estas sustancias químicas del cerebro aumentan su deseo de ingerirlo.

El estudio ha mostrado que el neostriatum, una región del cerebro que había sido principalmente vinculada al movimiento, se activa cuando las personas obesas ven alimentos y cuando los drogadictos ven escenas donde hay drogas.

Fuente: 20minutos.es

Dieta del chocolate

Publicado 16th mayo 2012 en Come sano

Llegan buenas noticias para los amantes del buen chocolate. Investigadores de la Universidad de California (San Diego, EEUU) publican un estudio que constata que las personas que más lo consumen tienen índices de masa corporal (IMC) más bajos que los menos ‘adictos’ al cacao.

Beatrice Golomb es la autora principal del ensayo que ha visto la luz en el último  ” Archives of Internal Medicine”. En declaraciones a ELMUNDO.es confirma: “Hemos comprobado que los que comen más chocolate a menudo tienen un IMC más bajo. Este hecho se produce a pesar de otros factores que pueden influir en los resultados como que no hacían menos ejercicio o consumían menos calorías”.

El chocolate ha demostrado “en varios trabajos tener asociaciones metabólicas favorables con la presión arterial, la sensibilidad a la insulina y los niveles de colesterol. Es rico en antioxidantes fitonutrientes como las catequinas lo que podría contribuir a su acción beneficiosa tanto en la sensibilidad a la insulina como en la presión sanguínea. Sin embargo, dado que el chocolate se consume como un dulce y tiene calorías, despierta preocupación relacionada con su ingesta y el aumento de peso“, declaran los investigadores en la introducción de su artículo.

Los científicos llevaron a cabo un estudio con 1.018 hombres y mujeres de entre 20 y 85 años a los que se les realizaron cuestionaros sobre su consumo de chocolate y otro tipo de alimentos como frutas y verduras además de la ingesta de calorías. Además, se tuvo en cuenta su IMC y cuántas veces al día (de los siete de la semana) practicaban ejercicio.

“Los participantes tenían una edad media de 57 años y el 68% era varón. La media de consumo de chocolate era de dos veces a la semana y se ejercía deporte más de tres veces cada siete días”, determinan los investigadores. Los datos revelan que aquéllos que más cacao ingerían gozaban de un IMC más bajo que los que menos lo consumían. “Estos resultados fueron reforzados tras llevar a cabo una serie de ajustes como la ingesta de calorías, la actividad física u otros factores que podían alterar los resultados”, se insiste en el trabajo.

Comentan, también los investigadores que “los productos de chocolate son a menudo ricos en azúcar y grasa, lo que contribuye al supuesto de que el cacao eleva el IMC. Ese trabajo no elimina la posibilidad de que algunos chocolates lo eleven, o que en algunos perfiles de personas suceda este efecto incluso con ingestas moderadas”.

Pese a todo, la doctora Golomb defiende que el estudio “amplía las asociaciones metabólicas favorables del chocolate. Ya se le había relacionado con una mejor sensibilidad a la insulina y con la disminución de la presión arterial, efectos metabólicos que a menudo se relacionan con el peso”. Dados todos estos datos, la científica y su equipo sugieren que se lleven a cabo más estudios ”en poblaciones porque merece la pena establecer los beneficios metabólicos del cacao”.

En cuanto a qué chocolate es el mejor para obtener las ventajas mencionadas, la directora del ensayo reconoce “que nuestro estudio no se ha ocupado de esta cuestión. Pero yo diría que influye su preparación. Se deberían evitar los que incluyen grasas hidrogenada en su elaboración. Lo importante es centrarse en los que estén elaborados con las únicas materias grasas procedentes de la manteca de cacao

Bibliografía: www.elmundo.es

Firmado Sara Gordo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...