Plantas para perder peso II

Publicado 26th enero 2011 en La Botica de la Abuela

Según comentábamos el lunes, Francisco Grande, fue uno de los “padres” de la nutrición moderna, en uno de sus libros “La composición química de los alimentos” expone “Los alimentos que consumimos contienen numerosas sustancias perfectamente identificadas químicamente, que no son indispensables para nuestra nutrición. Algunos de estos componentes no nutritivos contribuyen a su aroma, color, sabor, etc. Algunas de estas sustancias son potencialmente tóxicas pero se encuentran en muy pequeña cantidad y el organismo neutraliza su toxicidad. Es sorprendente que la preocupación de la sociedad actual por los aditivos alimenticios no se acompañe de una preocupación semejante por estas sustancias que podríamos considerar aditivos naturales”. Por este, entre otros motivos seguimos ofreciéndote alimentos y plantas naturales para ayudarnos a la pérdida de peso.

Os presentamos algunas plantas más para favorecer vuestra pérdida de peso:

* ZARZAPARRILLA:

Es depurativa y laxante. Por eso puede ayudar a limpiar el organismo y a reducir volumen.

La zarzaparrilla, es una planta trepadora que puede alcanzar los 15 metros de longitud. Crece en setos, entre arbustos y matorrales; sus ramas son espinosas con hojas que tienen forma de corazón y está repleta de pequeñas bayas rojas. Curiosamente, y además de su uso terapéutico, se utiliza en algunos países para preparar bebidas no alcohólicas, zumos de frutas e incluso cervezas.

Su raíz (en polvo o triturada) es la parte de la planta que se utiliza por sus propiedades diuréticas y laxantes, ya que ayuda a limpiar el organismo y facilita la eliminación de líquidos. Contiene un aceite esencial, saponinas como la sarsapogenina, colina y diferentes sales minerales.

Otra de las virtudes de la zarzaparrilla es su capacidad para depurar la sangre del organismo facilitando la eliminación de líquidos y la excreción de ácido úrico. Por ello, está indicada en cistitis, alivia los dolores reumáticos y la gota, y se aconseja en aquellas personas con dolencias urinarias o que sufren desequilibrios hídricos por retención. Además, aumenta la sudoración y contribuye a reparar los tejidos dañados por una excesiva acumulación de grasas. Por ellos, es estupenda para dietas de adelgazamiento.

PREPARACIÓN Y POSOLOGÍA: Para beneficiarse de sus propiedades puedes preparar una infusión con una cucharadita de raíz de zarzaparrilla por cada taza de agua, tomarla una o dos veces al día antes de la comida.

Para potenciar el efecto depurativo, puedes mezclarla con raíz de bardana y diente de león. Recuerda que, si eliges tomar su tintura o en pastillas siempre conviene consultar al médico, puesto que el uso prolongado o dosis altas podrían causar gastroenteritis.

CONTRAINDICACIONES: Su contenido en saponinas, taninos y sales minerales, la hacen también adecuada para combatir algunas afecciones en la piel, como los eczemas. Sin embargo, no conviene tomarla si se sufre insuficiencia renal o insuficiencia cardiaca. Y si sigues un tratamiento farmacológico prolongado, debes consultarlo con tu médico porque puede disminuir la absorción del fármaco.

* BARDANA:

Está indicada en casos de sobrepeso y también contribuye a regular los niveles de azúcar en sangre. En general, es una planta que ayuda a purificar el organismo.

Lo más característico de esta planta, son sus grandes hojas y sus flores lilas, rodeadas de púas que, en la parte final, forman una especie de gancho. Para obtener sus propiedades curativas se recolectan sus hojas, raíces y frutos.

Al ser una planta con efecto purificador del organismo resulta un buen remedio natural para aquellas personas que reconocen no haber seguido una alimentación adecuada, y como consecuencia, han ganado unos kilos de más.

Ente sus propiedades destaca el ser capaz de estimular la secreción de bilis del organismo pero también actúa sobre los niveles de azúcar en sangre, por lo que en el caso de padecer diabetes conviene consultar con un médico antes de tomarla.

Entre sus componentes activos se encuentra la inulina, los ácidos fenólicos y las sales potásicas, responsables de la acción diurética. Debido a esta acción, también contribuye a normalizar los niveles de tensión arterial y está recomendada en casos de gota, edemas y sobrepeso. Además ayuda a combatir as infecciones de los conductos urinarios, a prevenir formación de cálculos renales y a favorecer su disolución en el caso de que ya estén presentes.

PREPARACIÓN Y POSOLOGÍA: Hay quien también utiliza esta planta en forma de cataplasma. En ese caso, se hace la infusión de la misma forma que si se fuera a beber, se impregna una compresa limpia y se aplica en la zona deseada. Ayuda a aliviar los eczemas. Pero, para confirmar que no te da alergia, haz una prueba en una zona limitada y con la compresa bien escurrida.

Si se desea potenciar su efecto purificador, puede combinarse con otra planta: El Diente de León. En ese caso, basta añadir una cucharadita de ambas hierbas en agua hirviendo y dejarlas al fuego durante 5 minutos. La dosis es de 2 o 3 tazas diarias.

También se encuentra en forma  de pastillas, polvo, tintura, gotas o aceite.

* FUCUS:

Es un alga marina capaz de activar y estimular la tiroides. Por eso, antes de usarla hay que asesorarse.

Hace siglos, la historia le asignó un papel muy importante a este alga, ya que gracias a ella un químico francés descubrió en 1.811 el yodo.

El Fucus, es también conocido como “encima de mar”, es un alga de color verdoso típica del Mediterráneo y el Atlántico. Es muy rica en yodo, oligoelementos, sales minerales, Vitaminas C y B y en ácido fólico.

El yodo estimula la glándula tiroides y activa las reacciones metabólicas, por eso hay quien la recomienda para personas con obesidad y sobrepeso. También tiene la propiedad de facilitar la eliminación de grasas a través de la orina.

Además esta riqueza en yodo, puede ser útil para personas con celulitis, pero siempre con un buen asesoramiento.

OXIDACIÓN CELULAR Y ENVEJECIMIENTO: Su fibra tiene una característica especial y es que contiene cantidades destacables de polifenoles y carotenoides, compuestos que, por tener una alta actividad biológica- combaten la oxidación y el envejecimiento.Otros componentes de esta planta son el sílice y las sales minerales, lo que explica que se encuentre en numerosos preparados cosméticos destinados a combatir las estrías.

PREPARACIÓN Y POSOLOGÍA: Además de preparar infusiones con ella, puede administrarse en forma de gotas (normalmente 40 gotas 3 veces al día, aunque lo ideal es que nos asesore un experto). También tomarse en jarabe, incluso en pastillas. También existe la posibilidad de consumirse en polvo, que se emplea como aderezo para sopas y ensaladas. En todos los casos, y ya con el visto bueno del médico, conviene moderarse en las cantidades usadas.

CONTRAINDICACIONES: Está totalmente desaconsejada si se sospecha que la glándula tiroides está alterada, si se sigue un tratamiento con hormonas tiroideas y en aquellas personas que sufren dolencias nerviosas. Asimismo, no debe consumirse en caso de embarazo ni durante la lactancia.

Esperamos que estos consejos os ayuden en vuestra “lucha contra el sobrepeso”

SALUDOS

Firmado: Sara Gordo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios