Ibéricos en nuestra dieta diaria

Publicado 6th septiembre 2011 en Come sano

Hoy en día, el consumo de jamón ibérico es elevado sobre todo en España, ya que lleva formando parte de nuestra alimentación desde hace muchos años. A pesar de que está arraigado en nuestra cultura, hay falsos mitos sobre el jamón ibérico debido a su contenido en grasa y en muchas dietas lo excluyen.

Privarse  de estos alimentos ibéricos  en la dieta es un error,  ya que es compatible con una dieta equilibrada, por ser ricos en nutrientes esenciales en una dieta.

 Es conveniente incluir este alimento en nuestra dieta por diferentes motivos:

  1. Al ser carne de cerdo, tiene un contenido en proteína muy alto (>28%), más alto que el contenido de un bistec. 100 gramos aportan el 30% de proteínas de muy alta calidad nutricional (abarcando todo el espectro de aminoácidos).
  2. Es importante a la hora de comparar, tener en cuenta el contenido en sal. Al ser un producto curado, es decir, incluye un proceso de salazón y curación. El contenido en sal del jamón serrano está entorno a 11g por cada 100g.
  3. El contenido en grasa del jamón serrano varía según su origen y proceso de obtención. Los jamones serranos de cerdo blanco (jamón o jamón serrano) tienen un contenido graso entorno al 12-13%. El perfil de la grasa es : 4% saturada, y entre 5-8% mono y poliinsaturada. El jamón de cerdo ibérico tiene un contenido graso mayor 22%, con una mayor proporción de ácidos grasos insaturados (más del 55%), principalmente ácidos grasos monoinsaturados, destacando el ácido oleico, presente también en el aceite de oliva y que actúa en la regulación de nuestro colesterol de forma positiva. Sólo hay que tener cuidado de apartar parte de la grasa (la parte blanca del jamón) para no aumentar el porcentaje de la misma.
  4. 100g aportan el 24% del consumo diario de vitaminas del complejo B (B1, B6, B12).
  5. También contiene vitamina E, ácido fólico, calcio, hierro, zinc (2,3mg x 100g), magnesio, fósforo, minerales cobre y selenio, esenciales para los huesos y cartílagos.
  6. Es un producto 100% natural, sin colorantes, azúcares, féculas u otros sustancias añadidas.
  7. Y la más importante: está buenísimo.

 Se puede consumir de forma moderada dentro de una dieta equilibrada. Mi recomendación es que una ración de jamón dentro de una dieta equilibrada debe de ser de unos 30g cada vez que elijamos este alimento. Además es muy fácil comprar ibéricos en España, ya que  hay empresas especializadas que comercian estos productos garantizando su calidad y denominación de origen.

En nuestro país contamos con diferentes empresas y cooperativas, tale como COVAP dedicadas a la obtención, preparación,envasado y comercialización de productos ibéricos a nivel internacional.

Firmado: Elizabeth Vázquez

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Comentarios: 0 » Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios