Errores y controversias en nutrición

Publicado 14th enero 2014 en Come sano

No es ni la primera ni última vez que he llegado a escuchar que saltarse alguna comida adelgaza, las más populares son el desayuno y la cena. Cuando escuchas cosas como estas, no sabes si reír, llorar o buscar la ventana más cercana para tirarte por ella. También está la opción de que en una cena o comida familiar o de amigos, te pregunten y tú muy profesional para no acabar discutiendo saltas con un “no estoy de servicio” e intentas salir por la tangente porque algunas personas son muy difíciles de tratar y como tengan la cosa metida en la cabeza, hasta te argumentan que llega a ser algo bueno, aunque tú sabes que no.

¿Ralmente saltarse alguna comida adelgaza?, la respuesta es sencilla: NO. Nuestro organismo no hace milagros y saltarse una comida no te va a adelgazar, al revés, tienes riesgo de que engordes con estas prácticas. Sí, he dicho engordar; si te saltas el desayuno, llevas bastantes horas de ayuno, prácticamente desde la cena del día anterior y llegaras a la comida con bastante hambre y comerás más de lo debido. Lo mismo se puede aplicar a la cena, muchos no hacen ni media mañana, ni merienda, por lo que las horas de ayuno se incrementan.

nutricion¿Qué nos hace engordar?, el ayuno hace que cambie el metabolismo, y si esto cambia, la hemos liado. Además de gastar nuestras reservas, en primer lugar gastamos la glucosa almacenada en el hígado en forma de glucógeno, ya que nuestro organismo funciona gracias a ella y es la que nos da energía. Cuando se va agotando la glucosa nuestros órganos se pueden llegar a “alimentar” con otras fuentes de energía, como son los cuerpos cetónicos, procedentes de la degradación de la grasa. Pero el cerebro, es muy caprichoso y goloso y sólo le gusta el azúcar no los cuerpos cetónicos. También, vamos a tener elevada la insulina en sangre y esto nos va a dar apetito, lo que significa que en la próxima comida comeremos más.

A simple vista desde los primeros “Sapiens Sapiens” hasta el día de hoy, hemos cambiado bastante; de aspecto, de conocimiento. Pero después de tantos años de evolución, nuestro organismo ha cambiado poco; cuando tú te saltas una comida, se enciende una luz roja de alarma y lo próximo que ingieras, aunque sea poca cantidad, nuestro metabolismo lo va a convertir en grasa y se va a almacenar así. Esto se debe a que en épocas prehistóricas han existido épocas de vacas gordas y de vacas flacas. Nuestro organismo reservaba energía para las épocas de hambruna, y lo hacía a través de la grasa y como hemos dicho anteriormente, si cambia el metabolismo, la hemos liado. Así que ya sabéis, 5 comidas al día o incluso 6; desayuno, media mañana, comida, merienda, cena y resopón. Y ante todo preguntar y acudir a un dietista-nutricionista y nada de fiarse de lo que puede decirte cualquier persona.

Otro mito es el de si la fruta después de comer engorda.

La fruta después de comer engorda, y el filete que hemos comido anteriormente, y la ensalada. Dejémoslo claro, TODOS los alimentos engordan, todos nos aportan energía para poder mantenernos, para mantener el buen funcionamiento del cuerpo.

Efectivamente, si después de comernos un buen chuletón nos tomamos una fruta vamos a engordar, le echamos la culpa a la fruta pero, ¿y el chuletón?, las calorías de esa fruta son las mismas da igual el momento en el que la consumamos no por comerla después de comer vamos a engordar más. Para no dejar lugar a dudas en artículos publicados por las distintas entidades expertas en alimentación no se encuentran ninguna que hable sobre estudios que evidencien ese posible efecto de las frutas.

Eso sí, tomar fruta antes de las comidas pueden ayudar a que la ingesta de alimentos sea menor debido al contenido en fibra que poseen y que tiene un efecto saciante lo que ayuda a reducir la sensación de hambre.

Siguiendo un poco el hilo del mito anterior, otra pregunta muy común que se hace es aquella de “¿es cierto que beber agua, según dicen dos vasos, antes de cada comida adelgaza?” Muchos han llegado a afirmarlo con total seguridad ya que efectivamente han observado una bajada de peso tras esta práctica pero ¿realmente adelgaza beber agua antes de comer o es sólo un mito?

La respuesta a estas preguntas las sabéis puesto que estamos hablando sobre esto en este artículo pero para dejarlo claro: SI, es un mito.

El agua no es lo que nos hace adelgazar, sino el hecho de comer menos cantidad. Esto se debe a que al bebernos los dos vasos de agua antes de la comida tenemos el estómago lleno y, por lo tanto, a la hora de comer el plato principal y postre estamos saciados de tal modo que con una menor cantidad de comida nos llenamos.

Os propongo una cosa, en lugar de beber los dos vasos de agua probad a tomar un tentempié a media mañana. Ya veréis cómo llegáis más saciados a la hora de comer y os pondréis menos cantidad de cada plato. Lo mismo ocurre con la hora de la merienda y la cena.

Fdo: Mónica Mª Gil Martínez

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Comentarios: Closed Etiquetas: , , , ,

Comments are closed.