Beneficios de las frutas

Publicado 4th diciembre 2013 en Saludable

Las frutas deberían formar parte de nuestra dieta diaria. Debemos comer entre 2-4 frutas al día, ya que los nutrientes que nos aportan son insustituibles y muy difíciles de encontrar en otros alimentos.

Las frutas, como su propio nombre indica son los frutos de las plantas. Suelen tener formas muy variadas, colores muy vistosos, ricos sabores y aromas muy llamativos, pues su principal función en la naturaleza es ser muy atractivas para los animales, que éstos se las coman y que sus semillas lleguen los más lejos posible (una vez han pasado por el tubo digestivo del animal en cuestión, claro). Las frutas suelen consumirse en crudo, lo que ofrece muchas ventajas nutricionales, ya que no se pierden nutrientes con el cocinado.

Desde el punto de vista nutricional, las frutas están compuestas  fundamentalmente de hidratos de carbono y agua (del 80 al 90% de su peso es agua), con algunas excepciones, como el aguacate, que es muy rico en grasa. Los azúcares predominantes son fructosa y sacarosa en cantidades que varían de unas frutas a otras. Son muy ricas en fibra (alrededor de 2gr de fibra por 100 de fruta), del tipo pectinas, que es una fibra soluble, que cuando entra en contacto con el agua forma un gel, aumentando así el volumen de la fibra ingerida, con un efecto muy positivo en el tránsito intestinal (que nos ayudan a ir al baño). El contenido en energía varía de unas frutas a otras, y depende básicamente del contenido en agua de la fruta. Así tenemos frutas como el limón, sandía o el melón cuyo valor calórico es muy bajo (6, 19 y 25 kcal/100 gr. respectivamente), otras como la manzana, piña, mandarina, naranja, nísperos, frutos rojos, ciruelas, con valores intermedios (35-45 kcal/100 gr. ) y los plátanos y chirimoyas con mayor valor energético (83 y 81 kcal/100 gr. respectivamente).

fresasPero lo que hay que destacar de las frutas es su alto contenido en vitaminas, principalmente vitamina C y betacarotenos (pro-vitamina A). La vitamina C debe ser aportada diariamente,  ya que nuestro cuerpo no es capaz de almacenarla. Además la vitamina C se destruye fácilmente con las altas temperaturas, el aire y la luz, por eso es importante consumir las frutas crudas, recién cortadas y sin exponerlas demasiado a la luz. Los betacarotenos son precursores de la vitamina A. Ambos (vit  C y betacarotenos) son potentes antioxidantes, con lo que se convierten en protectoras de nuestras células y tejidos.

Las frutas contienen unos compuestos no nutricionales que son responsables de parte de sus grandes beneficios sobre la salud y protección frente a diversas enfermedades. Los ácidos orgánicos influyen en el sabor y el aroma de las frutas; el ácido citrico, presente en las peras, cítricos, fresas, etc, potencia la acción de la vitamina C y ejerce una acción desinfectante y alcalinizadora de la orina. El ácido málico, presente en las manzanas, ciruelas, cerezas y albaricoques, y el ácido salicílico, presente en las fresas y fresones, tienen acciones anticoagulante y antiinflamatoria. Los compuestos fitoquímicos, como los carotenos (en frutas de color rojo-naranja),licopenos (tomate) o los flavonoides (presentes en multitud de frutas y verduras) confieren muchos beneficios, como protección frente al cáncer, protección cardiovascular y retrasan los procesos de envejecimiento.

Las frutas también aportan minerales, son ricas en potasio y bajas en sodio, y nos aportan cantidades moderadas de magnesio y calcio. Además gracias a sus propiedades diuréticas ayudan a eliminar líquidos y depurar el organismo.

Así que hay que incrementar el consumo de frutas,  tomar un mínimo de dos o tres al día, y no abusar de ellas si se está controlando el peso.

Fdo: Mónica Mª Gil Martínez

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comments are closed.