¿Bajar el colesterol?

Publicado 18th octubre 2013 en Bienestar

Está al alcance de cualquiera que se lo proponga. Reducir los niveles de colesterol LDL, el ‘malo’, es cuestión de voluntad y de perseverancia. Basta con seguir la dieta mediterránea para conseguir este objetivo y lograr, además, aumentar los niveles de colesterol HDL, el ‘bueno’. Ahora, sin embargo, llegan otras propuestas desde el otro lado del Atlántico que también han resultado eficaces.

Se trata de la llamada ‘dieta portafolio de alimentos que reducen el colesterol’ en la que se combinan productos como la proteína de soja, nueces, fibra soluble (vegetales y frutas) y fitoesteroles. La constatación de esta realidad proviene de un nuevo trabajo que demuestra que su consumo a lo largo de seis meses logra disminuciones importantes del colesterol ‘malo’.

David Jenkins, del Hospital San Michael y de la Universidad de Toronto (Canadá), es el autor principal del estudio que trae estas buenas noticias. “Las entidades cuyo fin es la salud cardiovascular han destacado incesantemente la importancia de la dieta y los estilos de vida como primera opción preventiva para reducir los niveles de lípidos en sangre y disminuir el riesgo de enfermedad coronaria. No obstante, la introducción de las estatinas (los modernos fármacos anticolesterol) a finales de 1980 puso en entredicho la relativa eficacia de la dieta. Sin embargo, el uso combinado de alimentos capaces de reducir el colesterol ha constatado en algunos estudios una reducción similar a la lograda por la primera generación de estatinas. Ahora hemos llevado a cabo una investigación capaz de determinar que la ‘dieta portafolio’ reconocida por la FDA (agencia estadounidense de los alimentos y fármacos) es más eficaz que un simple control de la alimentación durante seis meses a la hora de disminuir el LDL”, introducen los investigadores en su estudio.

Publicado en el último ‘Journal of American Medical Association’ , el trabajo ha involucrado a 345 participantes con COLESTEROLhiperlipidemia (niveles elevados de lípidos en sangre). Todos fueron divididos en dos grupos: mientras que uno siguió una dieta control baja en grasas saturadas en la que se hacía énfasis en el consumo elevado de cereales, el segundo debía incorporar la ‘dieta portafolio’. Fundamentalmente, alimentos con proteína de soja (tofu), fitoesteroles (como los que contienen algunas margarinas), fibras solubles (vegetales, fruta, cebada…) y frutos secos, como las nueces y los cacahuetes.

Los datos revelan unas reducciones significativas de los niveles de LDL en el grupo asignado a la ‘dieta portafolio’ en comparación con los que llevaron a cabo la alimentación controlada. Pese al reconocimiento de estos beneficios, los autores destacan una cifra de abandonos del tratamiento cercana al 23%.

Alimentos que reducen el colesterol

La fibra soluble: Las investigaciones han demostrado que un consumo adicional de 5 a 10 gr. de fibra soluble puede reducir el colesterol LDL entre un 3 y un 5%. Algunos de los alimentos ricos en fibra soluble son la harina de avena, la cebada, las lentejas, las coles de Bruselas, los guisantes, las alubias, las manzanas, las moras, las peras, las pasas, la naranja, el pomelo, los dátiles, los higos, las ciruelas, el albaricoque, el brécol y la batata.

Los ácidos grasos omega-3 y las grasas monoinsaturadas: el pescado azul es especialmente rico en omega-3. Numerosos estudios, realizados en los últimos 15 años, muestran que las personas con dietas ricas en omega-3 tienen entre un 30 y un 40% menos de riesgo de padecer una enfermedad coronaria y sufren menos casos de muerte súbita por arritmia. Por ello, se deberían tomar al menos 3 raciones a la semana de salmón, sardinas, anchoas o caballa. Además, se pueden tomar huevos enriquecidos con omega-3, nueces, semillas de soja y lino molido. Otra posibilidad es tomar el aceite de pescado en capsulas. Las grasas monoinsaturadas se encuentran sobre todo en el aceite de oliva y las aceitunas, el aceite de canola, el aguacate, las nueces de macadamia, las avellanas, las pacanas, las almendras, los cacahuetes, los anacardos los pistachos y la crema de cacahuete.

Los esteroles vegetales o estanoles, sustancia naturales que se encuentran en pequeñas cantidades en frutas, vegetales, legumbres, frutos secos, y semillas. Las investigaciones han mostrado que estas sustancias reducen la cantidad de colesterol absorbida por el intestino en un 50% y los niveles de colesterol LDL entre un 5 y un 14%. También se pueden tomar en suplementos.

El alcohol: los beneficios del alcohol dependen de los factores de riesgo cardiovascular del individuo. Sin embargo, las investigaciones sugieren que un consumo moderado de alcohol (no más de una copa diaria en las mujeres y dos en los hombres) puede reducir el riesgo de enfermedad coronaria alrededor de un 25% y el de muerte por enfermedad coronaria alrededor de un 12%. El alcohol parece incrementar el colesterol HDL y evitar los coágulos. Además de los beneficios genéricos del alcohol, el vino tinto contiene unos antioxidantes llamados flavonoides y resveratrol

Sin embargo, el alcohol está contraindicado si se tienen los triglicéridos altos. Igualmente, si se está tomando algún tipo de medicación, se deberá consultar con el médico, ya que podría interferir en la medicación.

 

Fdo: Mónica Mª Gil Martínez

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Comentarios: Closed Etiquetas: , , ,

Comments are closed.