Astenia primaveral y alimentación

Publicado 16th marzo 2017 en Bienestar, Saludable

Con el cambio estacional de invierno a primavera, hay un cambio de horario que puede generar sensación de malestar con síntomas como: somnolencia, fatiga, malhumor…Dichos síntomas se pueden prolongar durante un par de semanas.

Aunque los síntomas suelen ser de carácter leve pueden llegar a deprimir el sistema inmune, por ello es fundamental cuidar diversos aspectos: 

  1. Llevar una dieta variada, equilibrada y saludable es vital para combatir esta fase. 
  2. No hacer ingestas copiosas: porque si además tienen alto contenido en grasas y proteínas, la digestión será larga y conllevará sensación de cansancio y pesadez.
  3. Regular los horarios: para evitar los cambios bruscos de la glucemia (glucosa en sangre) hay que hacer 5 colaciones diarias (desayuno, tentempié, comida, merienda y cena). Así se evitarán tanto la falta de energía como los mareos. También es importante un  buen descanso nocturno. 
  4. Alimentación rica en productos frescos.
  5. Tomar  cereales y derivados integrales: son hidratos de carbono de absorción lenta, por lo que  proporcionan energía durante más tiempo y así disminuyen la sensación de cansancio. Su contenido en nutrientes (como el selenio, potasio, magnesio) y fibra es mayor que en los refinados. Por ejemplo, la avena es un cereal de alto valor nutricional: contiene ácido pantoténico y piridoxina  (vitaminas  vitamina B5 y B6 respectivamente), relacionados con la fatiga y los cambios de humor). 
  6. Incluir frutas y verduras a diario:  5 raciones entre ambos tipos de alimento. Además si son en crudo conservarán la mayor parte de sus vitaminas. A continuación señalo las frutas más indicadas:  fresas, plátano y limón.                                                
  7. Consumir setas y champiñones: sirven de guarnición hipocalórica (baja en calorías) y de alto poder saciante.
  8. Aguacate: rico en magnesio, vitaminas C y E,  grasas poli- y monoinsaturadas (son grasas saludables que ayudan a combatir el colesterol),  fibra con poder saciante y triptófano que es precursor de la serotonina (una de las “hormonas de la felicidad”).
  9. Levadura de cerveza: rica en proteína y vitaminas del grupo B, mejora los estados de depresión y ansiedad
  10. Tomar frecuentemente pescado azul, nueces y semillas de sésamo y lino: son alimentos con ácidos grasos omega 3, éstos tienen  capacidad antiinflamatoria y son beneficiosos contra la depresión.
  11. Chocolate puro: contiene feniletilamina que genera endorfinas, éstas influyen de forma positiva en el ánimo y evitan la fatiga.
  12.  Maca, polen, ginseng y jalea real: son alimentos que pueden ayudar a reforzar el sistema inmune. 

Beatriz García Glez. (Nutricionista y Ed. nutricional)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comments are closed.